sábado, 17 de diciembre de 2016

FELICES FIESTAS



¡¡¡Buenas noches a todos!!!

Queria avisaros de que durante el mes de Diciembre no se actualizaran ni Hereje ni Un árbol junto al Tiber.

Vienen las Fiestas de Navidad y todos estamos mas liados que las patas de un calamar, pero queria dejaros este pequeño fan art para los que me leeis y me seguis, por que sin vosotros, esto no sería lo mismo.
Prometo ponerme las pilas durante este mes de descanso, y escribir muchos capitulos.

Pasad buenas fiestas, amad, reid y soñad y deseadle a Papa Noel o a los Reyes magos que os traigan salud y esperanza, amor y paz.

Un abrazo para cada personita que me lee al otro lado de la pantalla.

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2016.

OS QUIERE, SONY.

domingo, 4 de diciembre de 2016

UN ARBOL JUNTO AL TIBER, CAPITULO 6 ( LEARIO FANFIC)



VIENE DEL CAPITULO 5



CAPITULO 6

Leo estaba en su estudio preparando las cosas para su viaje. Había conseguido el astrolabio de la tumba del Cosimo el Mago, gracias a las palabras de Al-Rahim  y siguiendo las pistas que el Mago había escondido en uno de sus retratos y sonrió mientras lo miraba y  lo hacía girar entre sus dedos.
Nunca hubiera sospechado que el abuelo Medici hubiera sido uno de los hijos de Mitra, y descubrirlo gracias a Andrea escondido en la tumba de Cosimo lo lleno de júbilo.
Tenían las llaves, tenían el mapa y tenían el astrolabio. Tan pronto como consiguiera un navío él y Riario partirían hacia el nuevo mundo y juntos buscarían el libro de las hojas y la Bóveda celeste. 

HEREJE, CAPITULO XLIX


CAPITULO XLIX 

-¿Crees que algo de lo que hemos vivido esta noche ha sido real?

Pregunto Girolamo sin atreverse a mirar a hacia atrás, aunque llevaban ya varias horas cabalgando y ya empezaban a divisar la ciudad.
Leonardo sonrió encogiéndose de hombros.

-¿Qué es la vida si no un sueño dentro de otro sueño, Girolamo?… A veces el delgado velo entre lo irreal y lo real se rompe y suceden cosas que escapan a nuestra comprensión y nuestros demonios vuelven para atormentarnos.

Riario chasqueo la lengua y negó con la cabeza.

-No es lo que te he preguntado, Da Vinci. Me refería a si realmente hemos recibido la visita de Carlo y de la signiora Clarisa.

sábado, 12 de noviembre de 2016

UN ARBOL JUNTO AL TIBER, CAPITULO 5 ( fan fic Leario)

 

VIENE DEL:  CAPITULO 4

ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO Y LENGUAJE ADULTO +18. CLASIFICACION POR DESCARGO R.

 
CAPITULO 5

Leonardo recogió las llaves y el mapa sonriendo pero algo en la voz del conde lo hizo mirarlo.
Aunque le daba la espalda, Leonardo pudo darse cuenta de la gran desolación que sentía Riario. Sus músculos temblaban por la  tensión y los espasmos de su cuerpo lo traicionaban y el artista se sintió mal a pesar de haber conseguido su objetivo.
Sabía que sus palabras eran la causa de la agonía de pena y rabia que sentía el conde y sin darse ni cuenta empezó a andar hacia Girolamo.
En  su cabeza pudo oír perfectamente la voz de Zo diciéndole que dejara de hacer el imbécil, y saliera de Sant Angelo perdiendo el culo antes de que esa jodida serpiente le echara a toda la guardia vaticana encima, pero en esos momentos el no vio a ninguna serpiente. Vio  a un hombre derrotado y herido, intentando controlar los espasmos que le provocaban el llanto que pugnaba por salir y por primera vez vio al Girolamo que habitaba bajo la piel del siniestro conde de Imola.

Cuando llego a él, se posiciono a su espalda y posando una mano en la cintura desnuda del conde,  acaricio su costado con su mano abierta, bajando hacia las cicatrices pálidas que rodeaban su piel.

-Soy un imbécil, Girolamo… Lo siento.

UN ARBOL JUNTO AL TIBER, CAPITULO 4 (fan fic Leario)

VIENE DE: CAPITULO 3

ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS SEXUALES Y LENGUAJE ADULTO +18. CLASIFICACION POR DESCARGO: R

CAPITULO CUATRO

Riario contuvo el aliento, sintiendo como el acero acariciaba su garganta y como los labios de Leonardo acariciaban el lóbulo de su oreja y lejos asustarse, el conde suspiro, soltando una breve risa.

-Artista… Que visita tan grata… De saber que venias, habría dispuesto una acogida mas satisfactoria para ti.

Da Vinci frunció el ceño confuso al ver la reacción del conde y trago saliva cuando Girolamo echo la cabeza hacia atrás y giro la cabeza un poco, como si buscara sus labios.

Sin poder evitarlo, los ojos de Leonardo  miraron el cuerpo que yacía en la bañera, y trago saliva al ver como el agua lamia el amplio pecho desnudo.

Da Vinci deslizo la punta del cuchillo por la línea que bajaba por el pecho del conde hacia los marcados abdominales y contuvo el aliento al ver como el endurecido miembro de Girolamo pegaba una sacudida.

-La visita me es grata, pero no veo por ninguna parte algo que me pertenece, Girolamo y he venido para llevarme lo que es mío.

Riario no pudo evitar reír y se arqueo hacia adelante, dispuesto a comprobar hasta donde podía llegar Leonardo.

domingo, 30 de octubre de 2016

UN ARBOL JUNTO AL TIBER, CAPITULO 3 ( fan fic Leario)


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS SEXUALES EXPLICITAS +18 Y LENGUAJE ADULTO.
CLASIFICACION POR DESCARGO R

 VIENE DE: capitulo 2


CAPITULO  3

Tal y como habían acordado, Leonardo se dirigió al Perro Ladrador y tras localizar a Zoroastro echando las cartas en una de las mesas, puso rumbo hacia allí, sorteando a los borrachos hasta llegar a la mesa y de malas maneras echo a la prostituta que le reía las gracias a su amigo.
Tras pedir una jarra de vino, el artista se sentó y sin decir ni una palabra cogió una de las cartas. Era la Luna.
El mestizo sonrió  mirando la carta y tras beber  de su copa miro a Leo, que se mesaba el pelo nerviosamente.

-¿Qué?

lunes, 10 de octubre de 2016

CAPITULO XLVIII


CAPITULO XLVIII
(ESPECIAL HALLOWEEN)

Leonardo se incorporó, conteniendo el aliento y retrocedió hacia atrás, completamente aterrorizado.

No podía apartar los ojos de Carlo, que lo contemplaba con una sonrisa siniestra en el rostro.
Leo miro a Riario, que dormía agotado y lo sacudió casi con violencia, para despertarlo, completamente seguro, de que lo que estaba viendo no era más que un producto de su imaginación febril.

-¿Leonardo? ¿Qué es lo que…?

Girolamo abrió los ojos incorporándose y miro a su amante, que seguía estático con una expresión de terror en el rostro.
Leonardo estiro la mano, señalando hacia un punto frente a ellos y Girolamo no pudo dejar de notar que su artista temblaba con el frenesí del pánico.

-¿Puedes verlo?

CAPITULO XLVII







ATENCION: ESTE CAPITULO CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO, SOLO PARA +18.


CAPITULO XLVII


La noche cayo antes de que Girolamo y Leonardo pudieran llegar a ciudad y decidieron hacer un alto en el camino.

Ambos estaban cansados después de 24 horas llenas de emociones y mientras el conde se hacía cargo de los caballos, Leonardo miraba el cielo, intentando orientarse mediante las constelaciones.

Tras un rato moviendo los dedos, calculando y midiendo Leonardo cogió el cuaderno que siempre llevaba colgado y esbozó rápidamente un mapa de las estrellas que veía en el cielo.

Riario lo miraba con curiosidad mientras recogía ramas secas para hacer fuego y cuando oyó la risa de su amante, se acercó a él.


- Siempre me es grato oír tu risa, artista, pero estamos en medio de la nada y hace frío.
 ¿Me echas una mano con la hoguera mientras yo preparo el campamento?



Leonardo asintió, poniéndose en pie y recogiendo en su regazo las ramas secas que el conde portaba.



-Por supuesto.... Es sólo que ya se dónde estamos.



Girolamo alzó una ceja y miro con diversión al genio.



domingo, 21 de agosto de 2016

UN ARBOL JUNTO AL TIBER CAPITULO 2 (fan fic Leario)


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO, EXCLUSIVAS PARA MAYORES DE 18. 
CLASIFICACION POR DESCARGO R

VIENE DE: CAPITULO 1



CAPITULO II

Leonardo y el conde llegaron a Florencia justo antes del anochecer y tras dejar los caballos en el establo el artista los guio a su estudio.
La estancia era un caos lleno de papeles, cuadernos, utensilios de pintura y demás inventos en los que Da Vinci mantenía ocupada su atribulada mente y Girolamo frunció los labios al ver una caja con un mecanismo familiar sobre uno de los bancos de trabajo.
Casi por inercia, sus pies se dirigieron hacia allí y la acarició con unos dedos largos y elegantes.

-¿Esta también explota si la golpeas con fuerza?

Pregunto en un susurro casi sin darse cuenta de que su voz salía crispada y Leo asintió, orgulloso de su trabajo.

CAPITULO XLVI


CAPITULO XLVI

Horas más tarde, Leonardo, Girolamo y Sandro estaban agotados de tanto buscar y Sandro se dejó caer sobre unos jergones de paja, respirando entrecortadamente y se secó el sudor de la frente con la manga de su camisa.

- No hay nada que hacer... Luca se ha marchado.... A este paso ya debe de estar en Nápoles o Milán... La he perdido para siempre.

Se lamentó el pintor frotándose la cara.

Leonardo lo miro con algo parecido a la pena, y tras girar los ojos en blanco, le tendió una mano para que se levantara.

-Vamos, Botticelli. Es imposible que haya llegado a Nápoles o a Milán. No tiene tiempo. Vayamos hasta Livorno a ver si ha intentado coger un barco, ya que no la han visto ni a caballo ni a pie intentando salir de la ciudad.

CAPITULO XLV



CAPITULO XLV

Sandro se despertó, con las primeras luces de la mañana. La cabeza le dolía terriblemente y cuando se incorporó, el mundo empezó a girar y se cubrió los ojos con el brazo, sufriendo los síntomas de una gran resaca.

Sentía la boca pastosa y como si alguien golpeara su cabeza con un martillo y rodo para incorporarse, plantando los pies descalzos en el suelo.

Al principio no sabía muy bien donde se encontraba, pero luego recordó a la preciosa mujer de pelo negro y se giró a buscarla, palpando el mullido lecho con sus manos, pero en la cama no había nadie más que el lio de sabanas de donde se había levantado y el artista sintió como su corazón daba un vuelco.

sábado, 6 de agosto de 2016

CAPITULO XLIV



ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO SOLO APTAS +18-
CLASIFICACION POR DESCARGO R



CAPITULO XLIV

Todo estaba a oscuras y no se veía nada. Leonardo estiro las manos y tocando su piel desnuda frunció el ceño.

-Señorita Gianni... ¿estas llorando?


Pregunto el artista al oír los gemidos ahogados de la chica, pero ella no contesto. Sabía que si hablaba, su voz la delataría y se quedó en silencio, intentando levantarse, pero se había enrollado en la sabana y no era tarea fácil.

Leonardo siguió palpando para asegurarse de que era ella y de repente se oyó un sonoro chasquido y empezó a escocerle la cara donde la chica le había dado un bofetón.

-¡¡¡Quita tus manos de mis tetas, joder!!!

Protesto Luca levantándose de encima y Leonardo a su vez se quejó por el golpe.

CAPITULO XLIII


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO, SOLO APTAS PARA +18.
CLASIFICACION POR DESCARGO R


CAPITULO XLIII

- Sandro...Escúchame fumoasa mea... Yo no soy...


Susurro Luca pero sus palabras murieron en los labios de Sandro, cuando la beso con suavidad, pero también con urgencia y ella sintió un vuelco en el corazón al darse cuenta de la desesperación que ocultaba esa húmeda caricia con sabor a vino.
La desesperación de un hombre roto en busca de un poco de felicidad, de un poco de paz para su alma atormentada y Luca simplemente se dejó llevar por el roce de esa boca contra la suya y le devolvió el beso levantando  sus manos y hundiendo los dedos entre los rizos rubios y espesos del artista y al hacerlo, la sabana con la que cubría su cuerpo, cayó al suelo y su cuerpo desnudo quedo presionado contra el amplio pecho del pintor y las caricias de la boca de Sandro se tornaron más urgentes, mas hambrientas, abriéndose paso en sus labios con su lengua y sin dejar de agasajarla con sus besos ni un instante, la levanto con facilidad del suelo, agarrándola del trasero y ella envolvió su cintura con sus piernas a la vez que tiraba de la camisa de Sandro para quitársela.

domingo, 24 de julio de 2016

CAPITULO XLII


ATENCION:ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO +18.

CLASIFICACION POR DESCARGO R



CAPITULO XLII

Luca sentía el cuerpo enorme y caliente de Sandro aplastado contra el suyo, y cuando el pintor metió su rodilla entre las piernas de la chica, abriéndolas para poder frotar el bulto que se había formado en su pantalón contra el de su aprendiz, la chica entro en pánico, sabiendo que Sandro iba a darse cuenta de que no era ningún chico y empezó a empujar los hombros del artista con sus manos.

-Maestro... Maestro... Ahora no es buena idea... Sofía me necesita. Todavía debo sacar la placenta y buscar un sitio donde poder montar un camastro para ella y la criatura....

CAPITULO XLI


Capitulo XLI

Un par de días más tarde, Leonardo, Girolamo y los demás habían conseguido plasmar en el lienzo la parte trasera del cuerpo de Sandro y aunque tenue, no estaba mal del todo. Era como mirar un cuadro pintado al revés, solo que no se habían usado ningún tipo de pinturas.

Leonardo se desperezo, levantando los brazos por encima de su cabeza, y miro como Sofía descansaba recostada sobre el pecho de Zo, haciendo muecas de dolor de vez en cuando y el maestro se levantó andando hacia su hermana.

-¿Está todo bien? ¿Quieres que llame al físico?

Pregunto Leonardo preocupado acariciando la frente se Sofía y ella negó con una sonrisa.

sábado, 9 de julio de 2016

UN ARBOL JUNTO AL TIBER ( FAN FIC LEARIO)


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO.
CLASIFICACION POR DESCARGO R


ESTE POST ESTA DEDICADO A MI FIEL BREN, QUE SIEMPRE TIENE QUE CORREGIRME, EDITARME Y LEER TODO ANTES DE SER PUBLICADO SOBRE TODO TIENE QUE  COLMARSE DE PACIENCIA ANTE MIS LOCURAS. 

SI NO FUERA POR TI, ME DORMIRIA EN LOS LAURELES MAS QUE RR MARTIN CON VIENTOS DE INVIERNO, JAJAJAJAJAJA.

MAS DE UNA VEZ ME HAS PEDIDO ESTE ONE SHOT Y SIEMPRE TE DECIA...ALGUN DIA, Y ESE DIA HA LLEGADO. 
ESTE ES TU REGALO DE CUMPLEAÑOS.
ESPERO QUE LO DISFRUTES.
MIL GRACIAS POR TODO, DE VERDAD. 
ESTE FIC SIN TI NO SERIA LO MISMO.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ FELICIDADES ADELANTADAS!!!!!!!!! 


UN ARBOL JUNTO AL TIBER.

(ESTE ONE SHOT ESTA BASADO EN LA ESCENA DEL ARBOL DEL CAPITULO 6 DE LA TEMPORADA 1) 


Leonardo salió empapado de las aguas del Tíber, defraudado por no haber encontrado la segunda llave, y se dirigió al lugar donde había acordado reunirse con Nico y Zoroastro si lograba escapar de Sant Angelo.

Tras un rato llego al lugar y miro con rabia al Zoroastro.

-No he logrado conseguir la llave, y me quedare hasta conseguirla.

Dijo rabioso, apretando los dientes. Quería matar a Sixto y a Riario.  Después de tanto esfuerzo para entrar sus peripecias no habían servido de nada.
Zoroastro lo miro sonriendo y lo agarró del brazo, llevándolo hasta un árbol.

-Leo prepárate para una sorpresa.

CAPITULO XL



CAPITULO XL

Un rato después Leo y Girolamo miraban a Luca con aprobación, mientras ella se rascaba con ansias la barba postiza, hecha con pelos de un origen desconocido y pegada a su rostro con resina natural.
Mediante vendajes, entre los dos hombres habían logrado esconder sus curvas y las ropas que habían conseguido la hacían parecer un muchacho de entre 18 y 23 años.

Aunque en cierto modo, debido a sus rasgos delicados seguía pareciendo una chica y Leo apretó los labios, mirando a su alrededor, mientras movía los dedos en su tic característico, midiendo, pensando y calculando.

-¡¡¡Aja!!! Ya sé lo que te falta...

CAPITULO XXXIX

 ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE CARACTER SEXUAL +18 Y USO DE OPIACEOS.
CLASIFICACION POR DESCARGO:R

CAPITULO XXXIX

Al despertar Leonardo se puso los pantalones y tras besar la frente de Girolamo se acercó a la otra parte del taller, encontrando a Luca acurrucada y brazada a las piernas de Sandro, que dormía exhausto después de una mala noche.

Con cuidado de no despertar al artista, se inclinó sobre la chica y la sacudió un poco, y ella abrió los ojos de repente, pegando un salto.

-Tranquila...Soy yo, Leonardo.

Luca se froto los ojos y desperezándose se sentó al borde de la cama, acariciando la pierna de Sandro.

- Creí que eras el...Se despertó en plena noche y tuve que darle más leche de amapola. Deliraba y llamaba a Netta, pero también...También me llamaba a mí...

Luca se ruborizo y se levantó de la cama con cuidado de no despertar a Sandro y Leonardo sonrió al verla vestida con una de las camisas del pintor, que le llegaba hasta casi por las rodillas.

- ¿A ti?

domingo, 19 de junio de 2016

CAPITULO XXXVIII


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO +18
CLASIFICACION POR DESCARGO R.

Nota de la autora: Este capitulo esta dedicado a las victimas de Orlando, por que todos debemos tener la libertad de poder amar a quien deseemos.
D.E.P

Como dijo Morgan Freeman: Odio la palabra HOMOFOBIA
Usted no tiene miedo, usted es un imbecil 


CAPITULO XXXVIII

Leonardo le dio instrucciones a Luca de que si Sandro volvía a despertarse, le suministrara otra dosis de leche de amapola y la chica asintió, recostándose encogida a los pies de la cama.

-Y recuerda...No debe verte. Debe creer que has sido un sueño provocado por las drogas. Es imprescindible que lo crea  para que nuestro plan funcione.

Dijo Leonardo sonriendo mientras la idea empezaba a dibujarse en su mente.

-Pero, señor... No creo que funcione....

Luca no estaba muy convencida de que el plan de Leonardo fuera a resultar, pero con un gesto Da Vinci la hizo callar.

-Muchacha... En peores intrincados me he visto y mis planes nunca fallan. Y ahora, si me disculpas, voy a descañar un rato...Mañana va a ser un día duro, y todos necesitamos dormir.

CAPITULO XXXVII


ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE CARACTER SEXUAL +18. CLASIFICACION POR DESCARGO R

 


CAPITULO XXXVII

Luca vio como Leonardo y el conde se alejaban hacia la otra parte del taller abrazados y con un suspiro se soltó las cintas del corsé y los cabellos, para estar más cómoda.
Luego con delicadeza se sentó en la cama, al lado de Sandro y retiro con cuidado la manta que lo cubría para evaluar sus heridas.

Girolamo y Leonardo habían hecho un buen trabajo limpiando y curando las lesiones del artista pero un simple vistazo le basto para saber que ninguno de los dos se había atrevido a curar su entrada y su sexo y apretó los labios, pensando que no podía dejarlo así.
Con cuidado de no despertarlo, se levantó de nuevo y tras llenar un caldero pequeño con agua fría, cogió un trapo y volvió a su lado, apartándole los cabellos para observar su rostro.
De no ser por los golpes y cortes, el rostro de Sandro era un rostro hermoso, con unos rasgos delicados pero bien delineados y Luca se inclinó sobre él, posando sus labios con delicadeza sobre la frente perlada de sudor.

domingo, 29 de mayo de 2016

CAPITULO XXXVI



CAPITULO XXXVI

Riario regreso al taller y agradeció que Botticelli fuera tan meticuloso a la hora de ordenar ese lugar. No tardó mucho en dar con un caldero y  poner a calentar agua en el para limpiar sus heridas. Al tener todo lo necesario regreso junto al artista y al ver el mal estado en el que se encontraba su corazón dio un vuelco.

Dejando sobre una silla su arnés con la daga y su espalda se dispuso a limpiar las heridas sumergiendo un trapo de algodón en el agua caliente del caldero. Con sumo cuidado se sentó a su lado en la cama apartando el pelo sucio de la cara de Sandro y lo miro apretando los labios.

Quito la manta con la que lo había tapado y contuvo el aliento al observar el estado del cuerpo del artista.

CAPITULO XXXV


ATENCIÓN: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO, SITUACIONES DE VIOLENCIA, LENGUAJE ADULTO Y ESCENAS QUE PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS.
CLASIFICACION POR DESCARGO R

CAPITULO XXXV
Girolamo estaba petrificado en el quicio de la puerta, contemplando la escena que se desarrollaba ante sus ojos.
Sandro no parecía ser consciente de lo que estaba haciendo y era evidente que no estaba disfrutando de ningún placer.

sábado, 21 de mayo de 2016

CAPITULO XXXIV



 
CAPITULO XXXIII

Dos días más tarde y gracias a la influencia de Nico como administrador de los  Medici y a una gran suma de florines, los pusieron a los cinco en libertad,
Lorenzo ni se dignó a mirar a Leonardo y a Riario, pero era evidente que hervía de rabia por encontrarlos allí.

Una vez en la calle, los 5 hombres se miraron estallando en risas.
Estaban sucios, despeinados, hambrientos y cansados y el más joven se despidió de sus amigos con un gesto de su mano y arrastrando los pies, se fue hacia el palacio, donde seguramente lo esperaba Vanessa para pegarle una buena bronca.

Leo sonrió, mirando a Zoroastro, a Sandro y a Girolamo que hablaban y reían como si nada hubiera ocurrido.

CAPITULO XXXIII



ATNCION: ESTE POST CONTIENE PELAS Y ESCENAS DE VIOLENCIA. 
  
( Debido a un error de edicion, se ha subido un borrador. aqui os dejo el capitulo completo, disculpas por ser tan torpe)


CAPITULO XXXIII

Un rato después, todos estaban reunidos alrededor de una mesa, en el Perro Ladrador, y bebían, mientras charlaban.
Zo le prodigaba mimos a su esposa, acariciando su amplio vientre y dando pequeños besos sobre la ropa, mientras musitaba palabras cariñosas hacia su futuro hijo. Riario hablaba animadamente con Nico quien le explicaba como se estaban administrando las ayudas que él mandaba a los conventos y un poco más alejados, Sandro, Vanessa y Leo, bebían una copa de vino tras otra.

-Me dijeron que te habías casado con Lorenzo. ¿Cómo es que el no está aquí?

sábado, 7 de mayo de 2016

CAPITULO XXXII




ADVERTENCIA: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE SEXO EXPLICITO, LENGUAJE ADULTO + 18.

CAPITULO XXXII

Después de ir a por todo lo necesario para empezar  trabajar, Leonardo y Girolamo decidieron ir a dar una vuelta para despejarse y para poder dejar solos un rato a Sofía y a Zo, que habían tenido una gran discusión.

Estaba sentados a la orilla de un pequeño arrollo en las afueras de la ciudad, y mientras Girolamo descansaba tumbado sobre la hierba, disfrutando del sol con los ojos cerrados, Leonardo estaba a su lado, sentado contra un árbol y dibujaba en su cuaderno esbozos del rostro de su amante.

Cambiaba el lápiz de una mano a otra y solo levantaba la vista para capturar como la luz iba proyectando sombras sobre el hermoso rostro de Girolamo a medida que el sol se movía.

CAPITULO XXXI






CAPITULO XXXI

Leonardo despertó con la luz del sol dándole en la cara y sin abrir los ojos, busco con sus manos a Girolamo, pero solo encontró las sabanas frías y vacías.
Un rápido vistazo, le basto para saber que Riario no estaba allí con él, y salto de la cama, poniéndose los pantalones y las botas a toda prisa, y sin molestarse en terminar de vestirse, cogió su camisa, y dejó la habitación, pensando que quizás su amante había ido a por algo de comer abajo, pero al hablar con Rosalía, la dueña de la taberna, le dijo no haberlo visto desde la noche anterior, cuando subieron los dos juntos.
El terror más absoluto empezó a apoderarse de él y apretando los puños, soltó una maldición.

sábado, 23 de abril de 2016

CAPITULO XXX

 ATENCION: ESTE POST CONTIENE ESCENAS DE CARACTER SEXUAL+ 18 ,LENGUAJE INADECUADO Y USO DE ALCOHOL.

CAPITULO XXX
El artista se acercó a la barra de la taberna y pidió una gran jarra de vino y un plato de uvas y tras darle unas monedas a la mujer, se giró con una sonrisa llena de promesas hacia Girolamo.

-Vamos, Girolamo. Una vez me dijiste que si ibas a ir al infierno, fuera yo quien te llevara.... pero esta vez te llevare de la mano hasta los placeres del paraíso, placeres que nunca antes has sentido antes y estoy dispuesto a sacrificar mi alma para mostrártelos.

Riario contuvo el aliento, sintiendo la presión de su miembro contra el cuero de sus pantalones y de repente no pudo esperar. Necesitaba a Leonardo tanto como respirar y cogiendo la mano que el artista le tendía, subieron a la habitación que había rentado.

CAPITULO XXIX


ATENCION: ESTE POST CONTIENE INSINUACIONES SEXUALES Y LENGUAJE ADULTO.
CLAIFICACION POR DESCARGO: R



CAPITULO XXIX

Riario se dio la vuelta y empezó a camina entre el gentío.
Absorto paseaba arriba y abajo entre los puestos de los mercaderes, sorprendiéndose de la cantidad de cosas que podía comprar para Leonardo, y su simple recuerdo, hizo que un nudo se formara en su pecho.



Quería a ese genio loco, pero a veces quería golpearlo porque era un necio...Un necio que no sabía apreciar lo que El Señor le había concedido: Una familia, amigos, gente que le quería, y Girolamo, que jamás había tenido nada de eso, se sentía decepcionado y furioso con el arista.

Se había criado solo en el monasterio,entrenando para la guerra, aprendiendo a sobrevivir y sin tener a nadie a su lado hasta que Alessandro había ido a buscarlo, concediéndole el regalo de un apellido, que aunque no fuera el que realmente le correspondía, no estaba tan mal.